PUBLICIDAD

Malos hábitos nutricionales del deportista (I)

Los deportistas también comenten errores nutricionales que se suelen pagar con unos kilos que no se pierden o no haciéndolo del todo bien en una competición que  llevan preparando durante muchos meses. A continuación se nombran algunos de los más habituales para que descubras qué malos hábitos nutricionales tienes adquiridos y, de esta forma, poder cambiarlos:

nutri Malos hábitos nutricionales del deportista (I)

►   Probar los trucos que te explican tus compañeros de gimnasio. El boca a boca funciona de maravilla entre los deportistas. Es fácil pensar que si mis amigos del gimnasio adelgazan tomando una pastilla y siguiendo un plan de entreno especial a mí también me va a funcionar. Cada persona es diferente y tiene una genética y un estilo de vida que hacen que, lo que a unos les adelgaza o les hace ganar masa muscular, a otros no les funcione, les lesione o incluso les enferme. En cuestiones de nutrición deportiva no hay milagros ni pastillas ni entrenamientos mágicos, lo que realmente funciona es la fuerza de voluntad y la paciencia.

►   Utilizar suplementos deportivos sin entrenar. Batido de hidratos de carbono antes de las pesas, proteínas para después, una pastilla quema-grasas antes de correr, una bebida revitalizante antes de la clase…Si todavía crees que vas a solucionar tus problemas con pastillas con pastillas y polvos mágicos aún te queda mucho camino por recorrer para llegar a ser un buen deportista. Los suplementos deportivos son ayudas para mejorar el rendimiento pero no sustituyen a los alimentos ni al entrenamiento a la hora de conseguir resultados.

►   Comer lo mínimo para adelgazar. Cerrar la boca para perder peso funciona siempre pero llega un punto que si no tomas suficientes calorías no puedes entrenar con energía y quemar las grasas que te sobran. Cuando haces deporte llegas a controlar la báscula y consigues perder los michelines sin pasar hambre. Si tu estómago ruge tu cuerpo no va a cumplir.

►   Comer más de la cuenta porque “entrenando se quema todo”. Este error es habitual entre las personas gorditas que disfrutan comiendo. Piensan que basta entrenar cada día para adelgazar y no entienden por qué por más que entrenan no adelgazan. Las matemáticas no fallan, el metabolismo energético funciona como un horno, si hay más leña que fuego al final el fuego se apaga, así que, piensa cuánto comes en realidad y adapta las cantidades y los alimentos a lo que entrenas realmente, verás como las cuentas van a salir y, cuando comas menos de lo que quemas conseguirás perder los kilos definitivamente.

►   Saltarse las comidas y no hacer 5 comidas al día. Si una persona normal no debe saltarse las comidas y hacer 5 comidas al día como mínimo, mucho menos puede hacerlo una persona deportista que está entrenando al menos una hora diaria y que pone su cuerpo al límite para conseguir buenos resultados. Saltarse las comidas es dejar sin energía al cuerpo y a la mente, y es fundamental que las dos cosas funcionen bien para mejorar tus resultados.

compartir en Malos hábitos nutricionales del deportista (I)

Otros artículos relacionados

  • 28 Malos hábitos nutricionales del deportista (I)
  • 8 Malos hábitos nutricionales del deportista (I)
  • 4 Malos hábitos nutricionales del deportista (I)
  • 15 Malos hábitos nutricionales del deportista (I)
  • 9 Malos hábitos nutricionales del deportista (I)


Deja un comentario